Categoría | Burladero

Valdemorillo presenta una exposición para mostrar el pasado, presente y futuro del vestido de luces

  • Todo un nombre con mayúsculas en la sastrería taurina, Justo Algaba apuesta por la Giralt Laporta para acercar al gran público, por vez primera a nivel nacional, una destacada selección de trajes de torear, “que son parte de un importante patrimonio cultural, único en su género”.
  • Organizada por la Concejal de Educción y Cultura, Encarnación Robles, y enmarcada en la celebración de las Fiestas de San Blas, y en paralelo a la Feria que abre temporada, la muestra podrá visitarse del 2 al 6 de febrero, resultando de interés para todo el que quiera conocer mejor el sentido de esta prenda y observar de cerca la amplia gama de bordados, colores diseños y dibujos.

Transcendiendo del vínculo con la fiesta, para mostrarse en su auténtica dimensión como exponente de arte y cultura, el vestido de luces, con todo su pasado, presente y futuro, se hará presente en Valdemorillo. Y ello gracias a la organización de una exposición “realmente insólita”, tal como subraya Justo Algaba, destacado sastre taurino que presenta en primicia, en Valdemorillo, una interesante selección de piezas que permiten observar de cerca la más amplia gama de bordados, colores, diseños y dibujos. Promovida a iniciativa de la Concejalía de Educación y Cultura, Encarnación Robles, la citada muestra representa la primera vez que se acerca al gran público esta visión del traje de luces a través de su evolución y como interesante patrimonio cultural.

Será del 2 al 6 de febrero, en paralelo a la celebración de las Fiestas de la Candelaria y San Blas, y de la Feria que abre temporada, cuando podrán visitarla todas aquellas personas que sientan curiosidad e interés por comprender de donde arranca el traje de luces y cuál es su verdadera dimensión. Articulada en cuatro apartados, reunirá cerca de unos cuarenta vestidos de torear. En relación al pasado, se hará visible con ellos la evolución de esta artística prenda desde mediados del siglo XIX hasta nuestros días, y ya el presente se mostrará en otra evolución, la registrada por el traje goyesco en estos últimos treinta años. Para completar el amplio arco temporal que se abarca, también se exhibe lo que es y será el vestido de luces en el futuro.

Arte y cultura son el eslabón que engarza cada una de estas partes, de modo que se logra que Valdemorillo haga poisble esta ocasión “realmente única” para ver y, sobre todo, conocer de dónde arranca el traje de luces y su verdadero valor, importancia y sentido.

7 Respuestas para “Valdemorillo presenta una exposición para mostrar el pasado, presente y futuro del vestido de luces”

  1. Saturnino dice:

    LA LITURGIA DEL TRAJE DE LUCES

    Bajadas las persianas
    resalta la montera
    sin luz en las ventanas
    y el toro ya a la espera.

    Entra el mozo de espadas
    y al diestro le despierta
    tardes acaloradas
    de afición a la puerta.

    El diestro se levanta
    despereza y afeita
    y algún temor espanta
    si en triunfo se deleita.

    El mozo en mano tiene
    la estrecha taleguilla
    y una silla sostiene
    flamante chaquetilla.

    Liturgia de la gloria
    al embutir el traje
    que tal vez haga historia
    oculta en su ropaje.

    Las medias son de seda
    y a tono va el fajín
    y al conjunto le queda
    al cuello el corbatín.

    Camisa con chorreras
    luz en los alamares
    brillantes las hombreras
    que alejan los pesares.

    Negras las zapatillas
    topacio los tirantes
    huyen las pesadillas
    de toreros triunfantes.

    Colgantes van los machos
    que dicen del valor
    y son yelmo y penachos
    en campos del honor.

    La coletilla puesta
    probada la montera
    ya tiene la respuesta
    y toda duda fuera.

    Ante el altar se inclina
    que tiene improvisado
    la intervención divina
    nunca la ha desechado.

    Con capotillo en mano
    con el que hará el paseo
    el torero va ufano
    al coso del deseo.

    Los trajes de la terna
    del arte y de la muerte
    viven la pugna eterna
    del Dios reparta suerte.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  2. Saturnino dice:

    TOROS Y TOREROS
    -Juan a ti solo te falta morir en la plaza.
    -Todo se andará, don Ramón, todo se andará.
    (Diálogo entre el genial Valle-Inclán y el genial Belmonte)

    Iberia es tierra de toros
    desde los tiempos remotos,
    con turbión y terremotos
    y la invasión de los moros.

    Árabes con sus corceles,
    caballos de finas patas,
    ya daban sus serenatas
    a damas en redondeles.

    Los caballeros cristianos
    se auxiliaban de peones,
    y hacían evoluciones
    sin las riendas en las manos.

    Torero fue el Rey Planeta
    y Juan de Villamediana
    el de vida cortesana
    poeta de vida inquieta.

    Los Pontífices de Roma
    lanzan rayos y anatemas,
    y en el infierno las quemas
    a quien a broma los toma.

    Y surgieron los Romero
    en la vieja y bella Ronda,
    del toreo mito y fonda
    del muletazo primero.

    Pedro Romero en la estima,
    en su lidiar tan cimero,
    en su tiempo fue el primero
    en la escalada a la cima.

    Dio lidia a cinco mil toros
    sin sufrir nunca un rasguño,
    y fue moneda y fue cuño
    de los triunfos más sonoros.

    Costillares en Sevilla,
    verónica y vuelapié,
    treta y maravilla fue,
    que en bronces grabado brilla.

    Con Cúchares, y Pepe- Hillo
    dando brillantez y lustre,
    haciéndola más ilustre,
    y lustrándola de brillo.

    Chiclana y Francisco Montes:
    ¡loor para el gran Paquiro!,
    su arte permanente admiro
    sobre viejos horizontes.

    Organizó las cuadrillas,
    y con su arte inmarcesible
    hizo todo lo posible
    porque no fueran gavillas.

    Curro Guillén, fue de Utrera,
    torero de raíz honda,
    muerto en la plaza de Ronda
    la de tradición torera.

    De Chiclana el Chiclanero
    el paisano de Paquiro,
    que no se daba un respiro
    queriendo ser el primero.

    Cayetano Sanz, Madrid,
    honra y prez de nuestra villa,
    muriendo en Villamantilla
    ya apartado de la lid.

    Con toreros legendarios,
    desfilando por la historia:
    abrid paso en mi memoria,
    parando los calendarios.

    Evocad a Lagartijo
    compitiendo con Frascuelo
    en el anillo del cielo,
    aplaudiéndoles Dios-Hijo.

    El Gallo va con Guerrita,
    a caballo de dos siglos,
    apartad de mí vestiglos
    que el toreo nos concita.

    Reverte y el Espartero,
    van con Rodolfo Gaona,
    de México una corona
    y el cetro de un gran torero.

    Floreciendo una Edad de Oro,
    como en la literatura
    que en la España sin ventura
    sacudió al mundo del toro.

    Con Belmonte y Joselito
    dos imponentes colosos,
    de nuevo llenos los cosos
    con el arte al infinito.

    Remontándose en la esfera
    con la afición desbordada,
    la multitud trastornada
    hasta el día en Talavera.

    Luego estraperlo y posguerra,
    y el arte de Manolete,
    que su muleta somete
    a la afición de la tierra.

    Herencia es de nuestra raza
    los toros y los toreros,
    callaos los agoreros,
    guardaos vuestra amenaza

    Buenos toros y carteles
    sin darnos gatos por liebres,
    y no habrá fugas ni quiebres
    llenando los redondeles.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  3. Saturnino dice:

    EL TORO SALIENDO AL RUEDO EN LA PLAZA DE CENICIENTOS

    En tarde sin viento hay lleno en el coso
    en la nueva plaza recién construida,
    y el timbal y el clarín dan la salida
    a un toro cinqueño, astas de coloso.

    Figura imponente emerge del foso
    fiero resuella y la testuz erguida,
    produce asombro la estampa surgida
    belleza fiera del tótem fogoso.

    Un rayo de sol nimba su cabeza
    la impregna de luz riesgo y fortaleza
    de una fiesta única ancestral y mítica.

    La historia mágica armazón de España:
    que sus campos viste, hermosea y baña,
    del toro ausente de torpe política.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  4. Saturnino dice:

    EL FUNDI EN CENICIENTOS

    Han dado suelta al burel
    y los coruchos se sientan,
    y entusiasmados se aprestan
    a verle en el redondel.
    Arenas de una Babel
    repleta de aficionados
    ven correr a los astados
    y ven lidiar a un torero
    en el centro de su albero,
    que es El Fundi Pedro Prados.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  5. Saturnino dice:

    ENRIQUE PONCE EN CENICIENTOS

    Vísperas de alternativa
    para un joven novillero
    con vitola de torero
    y una afición expansiva.

    Aledaños de la plaza
    hirviendo de expectación,
    colas y aglomeración
    ante un torero de raza.

    De Madrid aficionados
    han acudido y en riadas,
    ocupan las andanadas
    con coruchos enrazados.

    Franceses de sur de Francia
    dejan atrás Pirineos
    hasta el valle en que toreos
    atraen en la distancia.

    Dicen que todo el dinero
    fue a parar a los bolsillos,
    derecho hasta los fondillos
    del valenciano torero.

    Mas la pena mereció
    ver al maestro de Chiva,
    próximo a su alternativa
    y a coruchos deslumbró.

    Para nosotros fue honor
    ver a Ponce en Cenicientos,
    cuando entre estremecimientos
    era El Valle del Terror.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  6. Saturnino dice:

    DEBUT DE UN TORERILLO EN CENICIENTOS

    El clarín vibrante anuncia
    al cornúpeto al salir,
    y el torero sin ver mira
    al toro encerrado allí.

    El toro se hace presente
    y recorre el redondel,
    y el torerito dispuesto
    coge el capote con fe.

    Le cita desde un extremo
    y el toro se arranca fiero,
    y la verónica brota
    grácil alegre y airosa.

    Repite por delantales
    y el pase queda lucido,
    y en el tendido esperanza
    porque va por buen camino.

    Se ciñe por chicuelinas
    y de toro se reboza,
    y emoción en los tendidos
    por el aroma de rosa.

    El tercio es de banderillas
    y toma los palitroques,
    fija al toro y zigzaguea
    y sale airoso del choque.

    Suena de nuevo el Clarín,
    el de la suerte suprema
    que a toreros quita y pone
    desde Romero hasta ahora.

    Toma la espada y muleta
    tira süave del toro,
    y hasta los medios lo saca
    y comienza su faena.

    La inicia por naturales
    y da un pase de las flores,
    remata con trincherazos
    y con soberbios faroles.

    El torerillo está puesto
    en arte y conocimientos,
    tiene oficio y tiene escuela
    y tiene valor y arrestos.

    Se perfila y mata bien
    y le dan las dos orejas,
    y en volandas se lo llevan
    los coruchos a su fiesta.

    Por Cenicientos El Juli
    pasó como un meteoro,
    lo dijo Gregorio Sánchez:
    “Sera un torero grandioso”.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  7. Saturnino dice:

    ALELUYAS TAURINAS DE LOS CORUCHOS

    Entrada de los toros
    llevo en la mano,
    ¡qué alegría tan grande,
    torito bravo!
    ¡Aleluya!

    Colmada está la plaza
    de espectadores,
    en el sol y la sombra,
    Virgen del Roble.
    ¡Aleluya!

    Torito, te persiguen
    en otros lares,
    y aquí culto te damos,
    coruchos graves.
    ¡aleluya!

    Bota de vino al hombro
    la llevo llena,
    de una viña que tengo
    por la Chorrera.
    ¡Aleluya!

    Olés y pasodobles,
    bellas faenas,
    y aplausos del tendido
    que el viento lleva.
    ¡Aleluya!

    Las mulillas arrastran
    la res postrera,
    y en casa nos aguarda
    merienda y cena.
    ¡Aleluya!

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com