Categoría | Actualidad, Sierra Oeste

Entrevista a Águeda Hervás, directora del CEIPSO Suárez Somonte de Cenicientos desde hace 16 años

“No formamos para aprobar, formamos para vivir”.

Empieza un nuevo curso escolar y el CEIPSO Suárez Somonte de Cenicientos vuelve a poner en marcha uno de los proyectos educativos más originales y atrayentes de la Sierra Oeste. Tanto es así que a este centro situado en el municipio más alejado de Madrid de toda la comarca acuden cada día alumnos y alumnas de Cenicientos, por supuesto, pero también de Cadalso de los Vidrios, San Martín de Valdeiglesias, Piedralaves, Sotillo de la Adrada o Villa del Prado.
Aunque ella repite que es un trabajo colectivo y que sin su equipo nada de esto sería posible, es probable que la maestra Águeda Hervás Alonso, licenciada en Historia Contemporánea, experta en educación infantil y directora del centro, tenga mucho que ver en esta fórmula tan llamativa de hacer ver el mundo a los alumnos y en este vuelco, tanto en notas como en conocimientos, que ha vivido el Suárez Somonte en los últimos años.
¿Cuánto tiempo llevas como directora del centro? ¿Qué objetivos te propusiste cuando asumiste el cargo de dirección?
Llevo 16 años. Cuando llevas una dirección tienes claro que quieres hacer algo pero no eres consciente del compromiso que adquieres hasta que llevas un tiempo… después comprendes que el principal objetivo es el servicio a la comunidad educativa y el siguiente es el cuidado extremo, delicado y minucioso a todos y cada uno de los niños del centro, ese es el objetivo fundamental. Cuando esa es la guía de tu trabajo te equivocas mucho, tienes que modificar muchas cosas, pero, generalmente, el sentido común y la atención al niño acaba perdurando y acaba quedando siempre bien.
Cenicientos es un pueblo pequeño, muy alejado de la capital, muy endeudado… ¿hasta qué punto ha sido difícil poner en marcha esta pequeña revolución que parece haber vivido este centro educativo?
Ahí tengo que decir que, desde la atención del Ayuntamiento al centro, cuando ha habido que renunciar a algo ha sido siempre algo secundario. Otro de nuestros pequeños objetivos era sacar a los chicos del centro. Y he decir que ahora una gran parte de los autobuses que salen con niños desde Cenicientos son subvencionados cien por cien por el Ayuntamiento de la localidad. Igual que colabora con el programa que grabamos de Menudo Castillo pagando lo que cuesta traerlo al centro o igual que colabora en traer un teatro infantil… Yo llevo 20 años en este colegio, hemos conseguido a lo largo de los años que las familias y el Ayuntamiento entiendan que lo que buscamos es para ellos y no para nosotros, el cole no es de los profesores, es de Cenicientos. Siempre hemos tenido una predisposición abierta y positiva hacia lo que se puede realizar.
Parece que el Suárez Somonte está de moda en los últimos años.
Los procesos de cambio de los centros educativos son muy lentos, cuando yo llegué en septiembre de 1997 me encontré con un centro que en ese momento me impactó y me preocupó. Jamás pensé que podría coger la dirección de este centro. Lo que ocurre es que ya toda la comunidad educativa nos hemos creído el proyecto. Cuando llevas ya varios años viviendo un proyecto y puedes contar con alumnos que lo han vivido y que ya son maestros todo se mueve en conjunto. Creo que estamos en el momento de poder recoger los frutos de todo ese trabajo y ese cambio. Y como las familias, en su mayoría, apoyan el proyecto y lo han vivido y participan en él han entendido que en 2018 el objetivo de leer, escribir y hacer mucho trabajo de hoja no camina ni hacia la buena formación académica, ni a la buena formación personal, ni a la buena formación social. Lo único que nos diferencia del principio es que tenemos más experiencia y nos vemos más seguros para contarlo. Y nuestra mejor publicidad son las familias. Aunque también hacemos jornadas de puertas abiertas a las que vienen personas de muy lejos para enterarse de nuestro proyecto o que equipos docentes de otros centros quieran venir a visitarnos.
¿Cómo viven todo este proyecto los alumnos?
Yo he sido consciente de cómo lo vivían los de aquí cuando han llegado los de fuera. Los chicos cuando están aquí y no salen fuera todo les parece normal, cuando viene un niño a infantil que ya ha estado en otro cole ves que está muy preocupado porque creen que no se trabaja, cuando a un niño de cinco años le das a elegir lo que puede hacer y el niño te mira sin saber qué hacer, a mí me preocupa. Los niños de primaria cuando vienen están un poco en la misma tesitura y se van a un descontrol absoluto hasta que les haces entender que esto no es descontrol, que se trabaja y que el currículo que hay que cumplir se va a cumplir completamente, este es un centro educativo reglado. Pero la manera de llegar a ese currículo es la diferencia y ahí me interesa saber cómo quiere llegar cada niño. Aquí los niños aprenden a sumar, como en todas partes, pero aprenden a hacerlo manipulando, jugando, comprendiendo… y cuando llegan los de secundaria se sorprenden, que es un poco para ponernos a pensar, de que aquí no hay parte de disciplina, por ejemplo. Aquí hay convivencia, hay disciplina y hay unas normas que todos tienen que cumplir, pero siempre desde el enfoque de la convivencia y la corrección. Se trata de integrar y de incluir, no de echar. Una expulsión tiene que ser una circunstancia límite.
¿Vuestro sistema es fácil para el profesorado o cada año hay que hacer un sobreesfuerzo para que todo siga funcionando y mejorando?
Esa era una de las limitaciones con las que me encontré al llegar a la dirección. Enseguida me di cuenta de que las cosas no iban a cambiar a mi ritmo. Empezamos con los primeros cambios y yo pensaba que eran tan buenos que todo el mundo se iba a unir a ellos, pero no es así. Lo primero porque esos cambios no gustan a todo el mundo y no todo el mundo quiere cambiar. Además Cenicientos tiene un hándicap, que es la ubicación geográfica. Hemos intentado resolver el problema de la formación de profesores con varias medidas, entre las que se encuentra que el profesorado que viene aquí no tiene por qué conocer nuestro sistema y ofertar un plan de formación que realizamos aquí. Nuestro proyecto educativo es claro, la metodología es clara y los funcionarios que vienen tienen que ajustarse al modelo educativo del centro al que van a trabajar.
Me gustaría dejar una cosa clara, no somos un experimento y no somos un proyecto innovador, nosotros somos un cole que lo que ha hecho es creerse la norma y hacer que ese respeto a la diversidad tenga una respuesta real, es lo único que hacemos. Nos hemos creído el enfoque competencial del currículo. Lo único que hacemos es darle cuerpo y forma a la norma. Hay profesorado al que no le gusta nada y no quiere trabajar aquí, pero hay un grueso de docentes que elige esto, precisamente, por la metodología. Un profe es solo un profe, pero tiene detrás unos 25 alumnos. Que un profe al que le gusta esta fórmula pueda intervenir con 25 o 26 vidas al día… a nivel social es un cambio muy potente. No quiero que esto le guste a todo el mundo, pero sí que el que esté aquí entienda qué se le pide, por qué se le pide y que tenga claro que el compromiso educativo lo hemos asumido con las familias del centro y tengo que velar porque el compromiso del proyecto educativo se cumpla en todo momento. Nosotros no formamos para aprobar, formamos para vivir.
¿El hecho de ser mujer ha condicionado de alguna manera tu trabajo o tu forma de afrontarlo?
No, o yo no lo he sentido. No he sentido en ningún momento que por el hecho de ser mujer haya tenido problemas. Creo que hay que hablar de personas, ni en positivo o en negativo según el género que tengas. Yo siempre he puesto delante el trabajo, quiero trabajar con personas, nunca he puesto por delante o por detrás a nadie por su sexo. Jamás.

Javier Fernández Jiménez.

Una Respuesta para “Entrevista a Águeda Hervás, directora del CEIPSO Suárez Somonte de Cenicientos desde hace 16 años”

  1. Lola dice:

    La verdad,es que he oido hablar muy bien de su colegio y traslado mis felicitaciones.
    Hay familias que apoyamos ese tipo de proyecto educativo,en formas,en enfoque de cómo llegar a los mismos objetivos,visto de otra manera,en resumen, al concepto íntegro que bien se ha descrito,y lo que es una pena, que otros tantos colegios, también publicos,u otros equipos directivos, no consigan ver ese tipo de concepto de cómo educar y hacer crecer a los niños con otros valores añadidos y no se pueda aplicar en su metodología.
    Espero que sigan trabajando durante mucho tiempo más.
    Un saludo.
    Lola

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LA SOLIDARIDAD A ESCENA BANCO DE CASAS

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31