¿Y ahora qué hacemos con el monasterio?

HOMENAJE A MARIANO GARCÍA BENITO.

El 18 de mayo se cumplen 5 años de su fallecimiento. Adquirió en 1974 el Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias dedicando parte de su vida y su dinero a intentar parar el expolio y abandono al que estaba sometido desde que fue desamortizado en 1835. En 2003 lo donó gratuitamente al Ayuntamiento.

Era 1973. Tres jóvenes, pelayeros de adopción (Paloma Dorado, Antonio Ventura y el que firma este artículo), se acercan a una agencia inmobiliaria en la calle San Bernardo de Madrid. No van a comprar un piso sino a informarse de un anuncio sobre las condiciones de venta de un bien para ellos precioso que es el maltrecho monasterio de Santa María de Valdeiglesias, en Pelayos de la Presa. Tan apreciado es que acaban de filmar un documental amateur, entre amigos, sobre el monasterio, grupo en el que está a veces un todavía desconocido Fernando Trueba, futuro director cinematográfico ganador de un Óscar. Ese mismo anuncio, publicado en el diario ABC, fue leído por Mariano García Benito siendo el origen de la compra del monasterio: “se vende un monasterio”.
Dice con razón Concha Velasco, coordinadora de estas páginas de homenaje, que a las autoridades locales “les cayó el gordo” cuando García Benito decidió transmitir al pueblo de Pelayos su legado como mecenas de un monasterio, que probablemente sin su intervención altruista, hoy habría desaparecido o utilizadas sus piedras para construir cualquiera sabe qué urbanización.
Esas mismas autoridades, que agradecidas sí al legado de García Benito, parecen contemplar  hoy esta joya en sus manos sin mostrarla al gran público. Tienen en sus manos el único monasterio cisterciense de la Comunidad de Madrid. Tienen en sus manos un monasterio que cuenta con el Privilegio fundacional de Alfonso VII, cuyo importante documento se exhibe estos días en el Museo del Prado (ver imagen de la exposición de la Hispanic Society de América). Está en sus manos, un monasterio cuyo documento más importante el llamado Tumbo de Valdeiglesias permanece depositado en la Academia de la Historia (bibliotecadigital.rah.es), para el estudio de los investigadores. Tienen en sus manos un convento que contó con una maravillosa sillería que hoy es la sillería de la catedral de Murcia…..

Torre herreriana del monasterio de Santa María de Valdeiglesias -Pelayos de la Presa-.

Y tienen en sus manos -y también tenemos en nuestra manos los ciudadanos de esta comarca- un potencial de atracción turística para la zona de Valdeiglesias; una oferta de turismo de calidad en una comarca en la que se cuenta, además del monasterio, con los Toros de Guisando y con el castillo de San Martín. Tres joyas de turismo cultural siempre que se gestione pensando en el desarrollo de la región. El desarrollo de la región no se hace solo con ladrillos sino apostando por los valores culturales y medioambientales, promoviendo el legado artístico.
El mejor legado sería, sin duda, que Pelayos y la comarca de Valdeiglesias, impulsaran la creación de un polo cultural alrededor del monasterio, abriendo sus puertas para visitas guiadas; creara un museo didáctico sobre el Arte Cisterciense en región de Madrid; buscara una financiación sólida de la Comunidad de Madrid para rehabilitar de manera integral esta joya artística.
Estas son algunas de las reivindicaciones que desde nuestra asociación Albirka (albirka. blogspot.com) defendemos desde nuestra fundación a principios del presente siglo. Somos conscientes de que la tarea necesita contar con diferentes entidades: Comunidad de Madrid, Sierra Oeste, ayuntamientos, empresarios, mecenas y emprendedores locales. Sería miope no ver en esta oportunidad, una vía de desarrollo económico y cultural para la comarca de Valdeiglesias. Sería el mejor regalo que nos podríamos hacer como ciudadanos, y la mejor contribución para proseguir el legado de García Benito, un mecenas altruista e imprescindible para toda la Sierra Oeste. Por eso, más que nunca cabe preguntarse: ¿Y ahora qué hacemos con su legado, qué hacemos con el monasterio?

Enrique Jurado es el presidente de la Asociación Alberche-Albirka.

Descargar páginas 24 y 25 A21 mayo 2017

Una Respuesta para “¿Y ahora qué hacemos con el monasterio?”

  1. Saturnino dice:

    POR ESTE CENTRAL PASILLO

    Por este central pasillo
    de los siglos del pasado,
    y el presente de aquí al lado,
    fueron cura y monaguillo.
    Si descorréis el visillo,
    veis de un corucho el bautizo,
    su comunión ya rollizo,
    ceremonia de su boda
    y él féretro que acomoda
    su cadáver ya cenizo.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario para Saturnino

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

 

CINE TAURINO NAVAS DEL REY

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

febrero 2020
L M X J V S D
« Ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829