Categoría | Sierra Oeste

Agricultores serranos, pasión por la tradición

Somos hijos y nietos de agricultores y ahora somos agricultores de fin de semana. No nos queda otra. La crisis ha bajado los precios, el trabajo ya no es rentable, pero nos puede más la nostalgia que el rendimiento”. Así habla Pedro Puentes Recamal, presidente de la Sociedad Agraria de Transformación (SAT) San Esteban de Cenicientos desde 2004 y miembro de su junta rectora desde 1996. Esta SAT, similar a una cooperativa, produce aceite desde comienzos de la década de 1960. En la actualidad cuenta con cerca de 200 socios productores de aceite.

La almazara se encuentra en un edificio de 1957. “La estructura, el tejado y los depósitos son de hormigón y las paredes tienen un metro de grosor y son de piedra. Seré un clásico, un enamorado de la tradición, pero he visitado bodegas y almazaras en La Rioja, Navarra, Andalucía y la Ribera del Duero y las modernas no me gustan tanto como esta. Mantiene una temperatura constante que entre invierno y verano solo oscila cuatro grados”.

Sobre la crisis, Pedro Puentes se muestra positivo: “Los peores momentos ya han pasado. Poco a poco está remontando el precio, vemos el futuro con optimismo. Tenemos ilusión. Esto es lo que nos gusta, lo que hemos hecho toda la vida. Y lo seguimos haciendo muy a gusto, no para hacernos millonarios, pero sí para mantener nuestras tradiciones”.

En el año 2002 se unieron la SAT y la cooperativa Virgen del Roble con el objetivo de que tuvieran todos los socios los mismos derechos y obligaciones. “Estamos consiguiendo premios compitiendo con los grandes de España y eso para nosotros es un orgullo, no logramos rendimientos ni beneficios, pero sí una gran calidad con mucha vocación”.

Respecto a la elaboración de aceite, Puentes destaca: “Gracias a las mejoras que hemos hecho en la almazara ya no contaminamos y ahora la empresa protege el medio ambiente, algo de lo que estamos muy orgullosos”.

Producen dos marcas de aceite: Las Hijuelas en botella de plástico y Molino Viejo en botella de cristal, esta última pensada para formar parte de la Denominación de Origen Aceites de Madrid cuando exista. “Prácticamente no vendemos nada de aceite, elaboramos tan poco que lo repartimos entre los socios. Es un aceite de mucha calidad, elaborado con aceitunas de variedad manzanilla, que es más aromática, y corval. La media anual es de 200.000 kilos de aceitunas, de los que salen unos 30.000 litros de aceite. El aceite no nos da dinero, lo hacemos como un capricho, para poder presumir de nuestro aceite y tener la certeza de que consumimos un aceite de alta calidad”.

Los productores de aceite también se muestran satisfechos con las subvenciones que han recibido de la Comunidad de Madrid y del Gobierno de España. “En los últimos diez años hemos realizado inversiones en torno a 600.000 euros de los que el 30% han sido subvencionados. Eso es algo muy importante para nosotros”.

Villa del Prado

En Villa del Prado la cosecha de aceite ha sido de alrededor de 300.000 kilos, 100.000 kilos menor a la de la temporada pasada. La calidad de la cosecha es calificada como buena, algo más fluida y con más sabores al paladar.

Desde la cooperativa Santiago Apóstol se quejan también del bajo precio del aceite esta temporada: “Difícilmente se puede mantener con estos precios que están por debajo de los costes”. Los agricultores culpan sin dudarlo a las grandes cadenas de hundir los precios que se pagan en origen, “esto lo mantenemos por una cuestión sentimental, pero desde luego no por rentabilidad”.

La cooperativa pradeña la integran 350 socios activos y cuentan con unas 250 hectáreas de olivares. La realidad es que el sector olivarero comarcal se mantiene a duras penas en un mercado local pequeño y con pocas posibilidades de rentabilizar económicamente una cada vez más menguante producción.

Los bajos precios que se imponen al productor y la falta absoluta de un relevo generacional, ya que los jóvenes no están interesados en trabajar en este sector, conducirá a que las históricas almazaras de nuestra comarca vayan languideciendo según se vaya retirando la generación de agricultores actual, unas gentes que mantienen vivo e intacto este amor y esta pasión por el campo y por sus frutos, independientemente de la pura rentabilidad agraria.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

28 DE AGOSTO

  MADRID NO SE PARA

 

 

CORONAVIRUS

 

CEPA SAN MARTIN

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

agosto 2020
L M X J V S D
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31