González Taboada inaugura la VIII Feria de la Huerta y el Vino de Villa del Prado

  • Impartirá formación y asesoramiento a los agricultores para la introducción de nuevas variedades.
  • También desarrollará labores de investigación de cultivos alternativos para la producción de biomasa.

La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Villa del Prado suman fuerzas para mejorar los productos de la considerada “huerta de Madrid”. El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, y la alcaldesa de este municipio, Belén Rodríguez, han firmado hoy un convenio de colaboración para el desarrollo de actuaciones de I+D+i, formación y asesoramiento que contribuyan a mejorar la competitividad y sostenibilidad del sector agroalimentario local. La firma se enmarca en la octava edición de la Feria de la Huerta y el Vino, que se celebra cada año en Villa del Prado y que ha abierto hoy sus puertas con la inauguración oficial a cargo del consejero.

En virtud de este convenio, el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) va a desarrollar distintas actuaciones orientadas a la recuperación y mejora de productos hortícolas de la zona, como el tomate, el pepino o la uva de mesa. Así, los técnicos del IMIDRA van a contar con una parcela de hasta 2.250 m2 en la que desarrollarán un proyecto específico de recuperación de uva de mesa.

Además, Villa del Prado se va a convertir en un “laboratorio” para experimentar con el cultivo de nuevas especies destinadas a la producción de biomasa con fines energéticos. Para ello se va a dedicar una parcela de hasta 10.000 m2 a la plantación piloto de clones de Paulownia tomentosa, un cultivo apto para la producción de este combustible vegetal que podría suponer una alternativa a los cultivos más tradicionales de la zona. Todas estas actuaciones estarán coordinadas con los agricultores del municipio, que recibirán cursos de formación y recibirán asesoramiento y apoyo científico y técnico por parte del IMIDRA.

La Comunidad de Madrid quiere redoblar con este acuerdo su apuesta por la mejora de los excelentes productos de la huerta de Villa del Prado, de cuyas explotaciones hortofrutícolas salen el 80% de las acelgas, el 85% de los pepinos y el 45% de los tomates que se producen en toda la región.

Una riqueza de la que podrán disfrutar los visitantes de esta Feria de la Huerta y el Vino, que incluye durante el fin de semana distintas actividades como un concurso de catadores de vino, una cata de tomates organizada por el IMIDRA, talleres para los más pequeños y menús y tapas especiales preparadas por los restaurantes de la localidad con los mejores productos de la zona.

Sonido: Taboada, convenio con Villa del Prado.

5 Respuestas para “González Taboada inaugura la VIII Feria de la Huerta y el Vino de Villa del Prado”

  1. LOS SURCOS DEL TOMATE

    Son los surcos del tomate
    cuando lo aroma el verdín,
    babilónico jardín
    que tengo en un acirate.
    Y he formado un arriate
    que dulcifica mis ojos,
    del que huyendo los abrojos
    ven a plantas que amamantan,
    acunan, besan y cantan
    a sus tomates tan rojos.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  2. LA VENDIMIA DE LOS NIÑOS JORNALEROS

    Impúberes argonautas
    sobre las cepas esbeltas,
    las navajas cortan sueltas
    de los infantiles nautas.
    Sin chirimías ni flautas
    en busca del vellocino
    del oro del tinto vino,
    de las cepas el racimo
    nos daba el valor y animo
    de forjar nuestro destino.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  3. ADOLFO LUCAS REGUILÓN
    Romance
    “El mensaje de la patria eterna
    que dice a todos sus hijos: paz, piedad y perdón”.
    Don Manuel Azaña

    Nacido en Villa del Prado,
    bello pueblo de Madrid
    al que el río Alberche baña
    a su paso al discurrir.

    Hijo de humilde familia
    como a los más nos ocurre,
    supo luchar en la vida
    como en el pobre es costumbre.

    Sabía atar al borrico
    y cavar desterronando,
    y a la reguera y al surco
    llevar el agua del vado.

    Dotado de inteligencia
    la que el dinero no presta,
    trabajando ya en Toledo
    sintió que le faltaba algo.

    Dependiente en una tienda
    como chico de recados,
    supo que sus apetencias
    tenían otro calado.

    Y robándole al descanso
    horas de calma y de sueño,
    con afán se dio a los libros
    estudiando con denuedo.

    Con su clara inteligencia
    agudizada y despierta,
    se despertó una mañana
    con título en la maleta.

    De pronto se vio maestro
    por su esfuerzo conseguido,
    cuando a la fe y la constancia
    le sumamos el talento.

    Maestro en Navamorcuende,
    gentil pueblo toledano,
    cuando un alba de esperanza
    la República apuntaba.

    Vivas a la Libertad
    pidiendo pan y justicia,
    y el reparto de la tierra
    para aquel que la cultiva.

    Siendo entonces lo frecuente
    que hubiera unas fuerzas vivas,
    en los casinos de pueblo
    él se integró en la partida.

    Médico y el boticario,
    y el alcalde y juez de paz,
    de Guardia Civil sargento
    y un maestro y disputar.

    Días y meses convulsos
    ya se empezó a perfilar,
    y España convulsionada
    en combustión arde ya.

    Ánimos exacerbados
    y en el ruedo dos Españas,
    a tiros y a bastonazos
    como ya Goya pintara.

    Y él en la tertulia adujo
    mostrando su militancia,
    ser comunista confeso
    y defensor de su causa.

    Y al surgir el estallido
    del ejército insurgente,
    él logró frenar el golpe
    fatal en Navamorcuende.

    Y ya como miliciano
    participó en los combates
    del Cerro de Garabitas,
    siendo herido y trasladado.

    Y al formarse por entonces
    su Ejército Popular,
    fue encuadrado formalmente
    dentro del comisariado.

    Y lo largo de la guerra
    ocupó diversos cargos
    de importancia y de relieve,
    pero siempre dando el callo.

    Y al término de la misma
    con miles se vio atrapado
    en el puerto de Alicante,
    a la espera de los barcos.

    Barcos que nunca llegaron
    y en riadas prisioneros,
    dejados a la intemperie
    hasta ser clasificados.

    Y al igual que tantos otros
    en juicios masificados,
    sin defensa y sin amparo
    la muerte era el resultado.

    Tiempo pasó en una cárcel
    y cuando fue liberado,
    vivió un acoso constante
    en un clima irrespirable.

    Y tras meditarlo mucho
    tuvo que dejar familia,
    y solo y en abandono
    con decisión se echó al monte.

    Por tierras de Piedralaves,
    estribaciones de Gredos,
    oculto entre la espesura
    vivía como un conejo.

    Lo mismo que muchos otros
    se mantenía a la espera,
    de que sucesos de Europa
    marcara acontecimientos.

    Después fue allegando gente
    del bando de perdedores,
    que se iban configurando
    en guerrilleros armados

    Estableció sus contactos
    entre las gentes del llano,
    cabreros de la montaña
    y con pastores captados.

    Y poco a poco los grupos
    se fueron consolidando,
    y se establecieron bases
    en puntos ya prefijados.

    Editaban sus periódicos
    sus pasquines y folletos
    llamando a la población
    a unirse a los guerrilleros.

    Y una guerra soterrada
    se desarrolló en silencio,
    entre maquis de la sierra
    y fuerzas del Movimiento.

    Y Reguilón con su grupo,
    igual que un pez en el agua,
    se movían por la sierra
    y como gatos a gatas.

    Y una base estableció
    aledaña a Cenicientos
    justo a los pies de su Peña
    que es monumento del pueblo.

    Y en chozos de los pastores
    tenía avituallamiento,
    y también en otros casos,
    protección y ocultamientos.

    Cuenta que en cierta ocasión
    sorprendido fue de pronto,
    por la súbita llegada
    de un hombre desconocido-

    Pero el pastor más veloz
    y antes que le descubriera,
    encima puso el jergón
    y lo usó como banqueta.

    Y con el visitante ido
    por el pastor se enteró,
    que era el jefe falangista
    y un mandamás en el pueblo.

    Ya entonces rebautizado
    Severo Eubel de la Paz,
    prosiguió su actividad
    incansable por los cerros.

    Hostigaba al enemigo
    volando vías de trenes,
    y a los tendidos eléctricos
    los dejaba sin corriente.

    Y un día a media mañana
    tomó Alameda del Valle,
    y enarboló la bandera
    de la República errante.

    Más de un modo paulatino
    aquello se fue acabando,
    y entre muertos y apresados
    se estaba quedando solo.

    Y al ser liberada Francia
    por el Ejército Aliado,
    con la ayuda inestimable
    de maquis republicanos;

    esperanzas renacieron
    y los puños levantaron,
    cuando la invasión de Arán
    parecía abrirse paso.

    Pero cortado el avance
    y hacia Francia retornados,
    acabó toda esperanza
    y el sueño irrealizado.

    La guerrilla sin futuro
    y en acoso permanente,
    se fue sola disolviendo
    buscando donde meterse.

    Iban hacia la frontera
    o al centro de las ciudades,
    y hacer del anonimato
    la forma de evaporarse.

    Y Reguilón en Galicia
    pasó desapercibido,
    ejerciendo de maestro
    en varios años seguidos.

    Más lo inevitable vino
    y al cabo fue descubierto,
    y pasó lo de aquel tiempo
    juicio sumario y castigo.

    Con la Pepa de por medio
    que al final fue conmutada
    por largos años de cárcel
    de incivil guerra cainita.

    Y aquí termina el romance
    de un Reguilón guerrillero,
    maquis épico y de gesta
    del pueblo de los pradeños.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  4. EL PUENTE DE LA CHORRERA

    El Puente de la Chorrera
    a coruchos vio pasar,
    con su ganado lanar,
    sus mulas y vertedera.
    Por la estrecha carretera
    camino iban de Escalona,
    cuando el blasón que blasona
    a la ciudad imperial
    era nuestra capital
    y de España la corona.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  5. EL TREN DE ALMOROX

    Trenecín de vía estrecha
    con tu lento galopar
    permitías contemplar
    crecimientos de cosecha.
    Queda lejana la fecha
    en que de un salto bajé
    y de emparrado tomé
    uvas en Villa del Prado,
    y en botijo agua tomado
    y en carrera te alcancé.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LOS VERANOS DE ALDEA DEL FRESNO

 

GRUAS AGUILAR

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

Junio 2017
L M X J V S D
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com