Archivo de etiquetas | "Agricultura"

Aprobadas ayudas por 6,7 millones para impulsar la industria agroalimentaria y estructuras agrarias

  • El Consejo de Gobierno aprueba convocatorias de ayudas para 2019
  • Microempresas, pymes y empresas intermedias pueden solicitar ayudas para inversiones de productos agrícolas
  • El Gobierno regional busca la mejora de las explotaciones agrarias y el aumento de la competitividad empresarial
  • La región cuenta con 1.400 empresas alimentarias que proporcionan empleo directo a 18.000 personas

La Comunidad de Madrid ha autorizado el 30 de noviembre un gasto de 6.750.000 euros, de tramitación anticipada, para la convocatoria de dos líneas de ayudas para 2019, destinadas a impulsar la industria agroalimentaria y a mejorar las estructuras agrarias de la región.
Ambas ayudas se encuentran incluidas en el Programa de Desarrollo Rural de la Comunidad de Madrid 2014-2020, que contempla actuaciones con la finalidad de ayudar a la industria agraria y alimentaria, y a mejorar y modernizar las explotaciones agrarias y aumentar la competitividad. Dichas actuaciones también pretenden lograr un mayor compromiso con la protección del medio ambiente y el clima para la ejecución de determinadas inversiones en las explotaciones y estructuras de producción agraria.
La primera de estas líneas de ayudas, por un importe de 3,5 millones de euros, se destina a microempresas, pequeñas y medianas empresas (pymes) y empresas intermedias, para fomentar sus inversiones en transformación, comercialización y desarrollo de los productos agrícolas y su valor añadido, apoyando el esfuerzo inversor del sector. Con estas ayudas se pretende potenciar la industria agroalimentaria madrileña, que podrá aumentar su competitividad e incrementar su productividad y potencial, estimulando al sector primario y dinamizando las zonas rurales de la región.
De los 3,5 millones de euros aprobados, 1,15 millones se destinarán a las empresas que sean entidades asociativas (cooperativas y sociedades agrarias de transformación), y los restantes 2,34 millones se distribuirán al resto de empresas. El proceso de selección de los proyectos de inversión será por concurrencia competitiva, con una cuantía de la ayuda del 20 % del proyecto que podrá llegar al 40 % para empresas intermedias y al 60 % para pymes.

Según los acuerdos aprobados por el Consejo de Gobierno, estas dos líneas de ayuda son cofinanciables por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y la Administración General del Estado.
La industria agroalimentaria es la primera rama industrial europea. España ocupa el quinto puesto en valor de las ventas, tras Alemania, Francia, Italia y Reino Unido, con más de 353.000 empleados y alcanzando los 93.400 millones de euros en ventas. La industria alimentaria madrileña contribuye al crecimiento económico de la región y a la creación de empleo: en la Comunidad trabajan más de 1.400 industrias alimentarias, con una facturación anual neta de más de 4.700 millones de euros, el 4,8 % del total nacional y el 13 % de las ventas de producto industrial regional.
Esta industria alimentaria proporciona empleo directo a 18.000 personas y se sitúa, tras La Rioja, como la industria alimentaria de España más productiva. Además, las exportaciones de la industria alimentaria madrileña han despuntado en los últimos años, marcando en 2017 su máximo histórico, con 1.523 millones de euros en volumen de negocio, casi un punto más que el año anterior.

MODERNIZACIÓN DE ESTRUCTURAS AGRARIAS
La segunda línea de ayudas aprobadas hoy, dotada con 3,25 millones de euros y destinada a la modernización de las estructuras agrarias de la región, están dirigidas a inversiones productivas basadas en un plan de mejora de las explotaciones agrarias (1,6 millones de euros) o de sus condiciones (800.000 euros); la mejora de los sistemas de riego (700.000 euros); e inversiones no productivas vinculadas al cumplimiento de objetivos agroambientales y climáticos (150.000 euros).
Durante el presente año, las ayudas aprobadas por la Comunidad de Madrid han beneficiado a 80 explotaciones agrarias, por un importe global de 2,9 millones de euros.

Publicado en Actualidad, Comunidad de Madrid, Productos de la tierraComentarios (0)

Visita del consejero de Medio Ambiente al vivero del IMIDRA

  • Para comprobar la buena marcha del proyecto Agrolab.

El consejero de Medio Ambiente, Carlos Izquierdo, acompañado del viceconsejero Pablo Altozano y el alcalde de El Escorial, Antonio Vicente, visitó la mañana del 7 de septiembre el vivero del Imidra (Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario) en la localidad serrana para comprobar la buena marcha del proyecto Agrolab (Laboratorio de Agricultura Abierta) que se viene realizando desde febrero de este año.

En la actualidad se está cursando su primera edición en la cual están participando 22 alumnos y dos asociaciones, cada uno con una huerta de unos 60m2 (y una zona común de unos 300m2 donde se experimenta con semillas de custodia para la recuperación de especies como el tomate escurialense o se estudia la simbiosis de distintas plantas en cultivos precolombinos) y donde se les está enseñando, desde un punto de vista teórico y práctico, el cultivo ecológico y los usos tradicionales junto con la aplicación de las últimas técnicas y tecnologías para mejorar los resultados en la producción de estas hortalizas.

Se pudo conversar con los monitores y participantes que mostraron una gran satisfacción por esta iniciativa conjunta del Ayuntamiento y la Comunidad e incluso comprobó la calidad de los frutos. Si bien esto último es importante, tal y como dejaron patente el alcalde y el consejero, lo esencial de este proyecto es, por un lado, la recuperación de productos de la máxima calidad y con denominación de origen Madrid, y por otro lado, dotar de conocimientos a los participantes de este proyecto para poder hacer de la agricultura un medio no sólo de subsistencia sino de auto empleo, emprendimiento y fomento del comercio hortofrutícola de proximidad con la hostelería local e incluso con particulares sensibilizados con el consumo de productos agroecológicos.

El próximo año, los alumnos más aventajados podrán optar a tener un huerto de mayor superficie y los conocimientos irán más enfocados a la cuestión del empleo y la comercialización de los productos. Recordaba Carlos Izquierdo que en Perales de Tajuña se viene realizando un proyecto similar desde 2015 y en la actualidad ya están trabajando en el reconocimiento de un sello de calidad para fomentar sus productos.

Publicado en Actualidad, Sierra OesteComentarios (0)

César Sánchez ganó el XIII Concurso de Tomates autóctonos de El Mojete de Robledo de Chavela

  • En un año tardío solo pudieron inscribirse 34 unidades, además de los ‘feos y los bonitos’.

Dado el retraso que llevaban las plantas este año, no era fácil presentar a concurso un tomate en plenitud de características. Aun así, el Concurso de Tomates con más historia de la Comunidad de Madrid, el que celebra el bar El Mojete de Robledo de Chavela, bajo la dirección de Luis Enrique Ventero, tuvo una inscripción de 34 piezas.
A esos tomates de concurso habría que añadir todos los ‘feos’ presentados al premio en tal categoría, y las originalidades y bellas muestras de diferentes variedades y colores, en este apartado llamó la atención la policromática bandeja de la familia Alonso.
Con esta inscripción en la decimotercera edición, el Concurso de Tomates autóctonos El Mojete ronda ya los 500 presentados al certamen.
El Jurado seleccionado por El Mojete para 2018 estaba integrado por personas de muy diferentes profesiones, vinculadas con la ciencia, la imagen o la gastronomía: Javier Cobo, Rosa Quiñones, Teresa Riesgo, Julio Salgado, Nuria Velasco y Goyo Ybort.
Las votaciones en esta edición se basaron en el color, la firmeza, la dureza de la piel, la acidez, el dulzor, la jugosidad y la intensidad del aroma, sobre catas sin sal y con sal.
Tras los dos cortes previos, y por clara unanimidad, salió elegido mejor tomate 2018 el rojo y exquisito presentado por César Sánchez, de la huerta La Solanilla; si bien, la sabrosa hortaliza exhibida por Javier Crespo, huerta Las Eras, se quedó a 1 solo punto. El joven Álvaro Carrión llevó a concurso otro jugoso tomate que se hizo acreedor del tercer premio.
Llamó la atención la calidad de la mayoría de tomates concursantes, dato que se reflejó en la igualdad de la clasificación, donde entre el cuarto y el décimo clasificado solo hubo 4 puntos.
Como es tradicional, El Mojete realizó una espléndida entrega de premios para los diez primeros clasificados, comenzando por el jamón del ganador y piezas de chorizo y salchichón, junto a los correspondientes platos de cerámica y diplomas, para segundo y tercer clasificados.
Para incrementar el atractivo del Concurso de Tomates con más solera de la región se realizaron sendas catas exclusivas: la de los aceites Fructum (Arganda del Rey), triplemente premiado a nivel internacional; y la del vino blanco Kronos Selección Malvar, que se sumará a la familia del también premiado tinto crianza en septiembre.
Ganador XIII Concurso de Tomates El Mojete 2018: César Sánchez, huerta La Solanilla, 33 puntos.
2º premio: Javier Crespo, huerta Las Eras, 32 puntos.
3º premio: Álvaro Carrión, huerta El Puente Viejo, 29 puntos.
4º Julio Jorge, huerta El Majuelo, 26 puntos (por mejor puntuación parcial).
5º García Quijada, huerta arroyo La Puebla, 26 puntos.
6º Eloy Pérez, huerta Los Prados, 26 puntos (por menor puntuación parcial).
7º Alba Morales, huerta calle La Presa, 25 puntos.
8º Osvaldo, huerta La Suiza, 24 puntos.
9º Juan Pablo Alonso, huerta arroyo La Puebla, 23 puntos.
10º Antonio de la Fuente, huerta El Hijorro, 22 puntos.
Tomate más feo: Rafael Castillo, huerta Cruz del Sur (Canopus).

Publicado en Actualidad, Productos de la tierra, Sierra OesteComentarios (2)

El presidente regional, Ángel Garrido, visita las industrias hortícolas de Villa del Prado

  • La Comunidad de Madrid batió en 2017 su récord histórico de exportaciones alimentarias.
  • La ventas al exterior superaron los 1.500 millones de euros, con Francia, Italia y Portugal como principales mercados.
  • El Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 cuenta con 120 millones para mejorar la competitividad agraria madrileña.
  • La Comunidad de Madrid ha reducido en más de un 11% el paro en el sector de la Agricultura durante el último año.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha subrayado hoy el compromiso del Gobierno regional con la agricultura, la ganadería y la promoción agroalimentaria madrileñas. Durante 2017 las exportaciones alimentarias madrileñas batieron su récord histórico al superar los 1.500 millones de euros, tras crecer casi un punto más que el año anterior. Francia, Italia y Portugal fueron los tres principales mercados de estas exportaciones, copadas mayoritariamente (43 %) por frutas, hortalizas, legumbres y productos cárnicos.
Garrido ha visitado hoy, acompañado por el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, las explotaciones e industrias hortícolas de Villa del Prado, localidad conocida como ‘La Huerta de Madrid’ por ser la mayor productora de verduras y hortalizas de la región.
El presidente Garrido ha destacado el gran momento que vive el sector hortícola de la región, garantizando la continuidad del Gobierno regional con el campo madrileño y sus profesionales. En este sentido, resalta la bajada del paro en términos interanuales registrada el sector de la Agricultura de la Comunidad de Madrid. La caída del desempleo en este sector de actividad económica ha llegado al 11,3 %, frente a un descenso global del 7,6% en la región en el mismo periodo.

AYUDAS DE LA COMUNIDAD DE MADRID
La Comunidad de Madrid dispone de numerosas iniciativas en marcha para apoyar al campo de la región. Entre ellas sobresale el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, dotado con 120 millones de euros para mejorar la competitividad del sector, a la vez que se promueven los usos compatibles con el medio ambiente.

Además, se cuenta con una línea de ayudas para contratar seguros agrarios y un presupuesto de 3 millones de euros para este año en ayudas al sector agroalimentario, dirigido a mejorar su transformación y la comercialización de sus productos. A estas medidas se suma el impulso a la marca de garantía ‘M Producto Certificado’, para distinguir los alimentos de Madrid y revalorizarlos en el mercado, organizando también iniciativas y eventos para que los productores y sus alimentos tengan visibilidad. Entre estos se incluyen ‘La Despensa de Madrid’ y ‘Cómete Las Ventas’.
Por su parte, gracias a la Política Agraria Común (PAC) se contribuye al mantenimiento de la actividad agraria de más de 5.400 profesionales. En la campaña 2017 ya se han abonado 38,5 millones.


MODERNIZACIÓN Y TECNIFICACIÓN
El Gobierno regional está volcado con la agricultura, la ganadería y la promoción agroalimentaria, como prueba la modernización y la tecnificación de explotaciones agrarias de las industrias agroalimentarias, reforzadas con casi 3 millones este año dentro del Programa de Desarrollo Rural.
La Comunidad de Madrid también apuesta por el campo de la región con la nueva Estrategia para Revitalizar los Municipios Rurales, puesta en marcha recientemente y que cuenta con 130 millones para financiar, en los 78 pueblos madrileños de menos de 2.500 habitantes, con 60 medidas vinculadas a la tecnología, el transporte o la vivienda.
El Gobierno regional toma así medidas concretas contra la despoblación y para asegurar la pervivencia de las actividades agroganaderas. En el caso concreto de Villa del Prado, cuenta con el firme apoyo institucional para lograr que la localidad, cuya huerta genera cerca de 500 puestos de trabajo, aglutine el mayor número de agricultores y ganaderos dados de alta en el régimen agrario de toda la región. El municipio considerado ‘La Huerta de Madrid’ es un ejemplo válido de modernización y adaptación a los nuevos tiempos y a las exigencias del mercado.

Sonido: Rueda de prensa íntegra de Ángel Garrido.

Publicado en Actualidad, Sierra OesteComentarios (3)

AGROLAB, laboratorio de agricultura abierta en El Escorial

La próxima semana dará comienzo AGROLAB en El Escorial. Se trata de un ambicioso proyecto para enseñar y dar a conocer los usos tradicionales agrícolas, en este caso a casi una treintena de particulares y dos asociaciones (una de ellas medioambiental y la otra dirigida a la formación, apoyo e integración de personas discapacitadas) así como el Instituto público de El Escorial.

Esta actividad nace de un convenio entre el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario de la Comunidad de Madrid y la Concejalía de Medio Ambiente de El Escorial para poner en valor una parcela municipal en la que se enclava el propio vivero del IMIDRA mediante su acuartelamiento en 25 parcelas que servirán como aula práctica de este laboratorio. Los participantes aprenderán desde la instalación de un riego automático por goteo hasta el trabajo del terreno, la siembra, la escarda, los tipos de cultivos según las estaciones y un largo etcétera, acompañado de talleres que permitirán desarrollar este punto de encuentro agrícola de una manera abierta y participativa según las inquietudes de los propios participantes.

El Ayuntamiento colabora además con la aportación de un monitor que tutelará semanalmente a los participantes para mantener una coherencia en el aprendizaje y una óptima consecución de los objetivos del programa. La Comunidad de Madrid por su lado también aporta un equipo humano profesional que coordinará globalmente las actividades basándose en su conocimiento y experiencia en un proyecto similar que se viene realizando ya desde hace cuatro años en Perales de Tajuña y del que ya han salido alumnos que se han organizado como cooperativistas productores de hortalizas basadas en la agricultura ecológica y bajo su propio sello de calidad.

Asimismo, la Comunidad corre con los gastos que suponen todos los elementos físicos necesarios para los trabajos (herramienta, abonos orgánicos, riegos, planta, etc…). La única exigencia para los participantes es su asistencia a una de las tutorías semanales que tienen una duración de tres horas y que podrán ser inicialmente los martes por la tarde o los jueves por la mañana, más como mínimo otras dos horas de trabajo a lo largo de la semana para afianzar sus conocimientos y mantener correctamente el espacio adjudicado.

En este sentido, parte de la finca del vivero ha sido acuartelada en 24 parcelas individuales de unos 60 m2 (algunos de los participantes comparten parcela por tratarse de matrimonios, familiares o amigos) y además habrá un espacio comunitario de 300m2 donde se realizarán las tutorías prácticas. Aparte los participantes y siempre bajo la supervisión del monitor, podrán realizar plantaciones experimentales que, por su interés, serán ubicadas en otros espacios. Igualmente, la herramienta y materiales serán guardados en un contenedor de 20 pies cúbicos como los que utilizan las compañías navieras que ya ha sido ubicado en el propio vivero y que servirá para que entre todos los participantes puedan instalar con palets de madera un huerto vertical en sus laterales.

Según indica Ignacio Belaunde, concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento, “desde que comenzamos a trabajar en este proyecto lo único que hemos recibido han sido facilidades por parte del IMIDRA y ganas de comenzar por parte de los adjudicatarios. La verdad que es un proyecto fascinante. Hemos visitado las instalaciones del AGROLAB en Perales de Tajuña y el trabajo, donde los propios participantes propusieron instalar un sistema de riego autónomo mediante bombeo con placas solares, y hay que reconocer que los resultados son espectaculares. Todo esto se junta con la importancia que siempre ha dado el ayuntamiento al mantenimiento de los huertos de ocio municipales y a la histórica tradición agrícola de El Escorial y junto con el resto de personas, instituciones y asociaciones participantes obtenemos un cóctel que deseamos sea exitoso y sirva realmente como plataforma para que muchas de las personas que así nos lo han transmitido puedan formarse y obtener una experiencia que les permita hacer de la agricultura ecológica su modo de subsistencia”.

Esta actividad tendrá una duración de dos años para los participantes individuales. El primero servirá para obtener los conocimientos básicos de la agricultura y el segundo, más avanzado, se profundizará en usos ecológicos así como en la creación de grupos de consumo y consumo de cercanía. Una vez finalizado el segundo año, se considera que los alumnos tendrán la capacidad y conocimientos suficientes como para comenzar una carrera profesional basada en la agricultura ecológica y su comercialización.

Publicado en Comentarios (0)

UGAMA alerta de que el sector agrario madrileño está entre los tres más envejecidos a nivel nacional

La Union de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (UGAMA), a punto de concluir 2017, alerta del envejecimiento del sector agrario madrileño y sus consecuencias en el relevo generacional.

UGAMA viene denunciando desde hace tiempo que la ayuda de incorporación de jóvenes al sector rural madrileño es la más baja de todas las comunidades, teniendo en cuenta, además, que el programa de desarrollo rural en la Comunidad solo ha ejecutado 2.196.261€, frente a los 627.601.635€ ejecutados a nivel nacional.
Según el último informe del FEGA, en el ejercicio 2016, el 46,23% de los perceptores de ayudas directas tienen más de 65 años y reciben más de la cuarta parte del montante global, el 26,22%, frente al 7,58% menores de 40 años que reciben únicamente el 15,49% de dichas ayudas.

Respecto a la igualdad de sexo en el campo, la Comunidad de Madrid tampoco aprueba, pues las mujeres perceptoras son menos de la mitad que los hombres: 1.795 mujeres frente a 3.671 hombres, las cuales perciben una tercera parte de las ayudas, 6.169.744€ frente a 19.271.000€, cifras claramente decepcionantes para un sector agrario donde la mujer tiene mucho que decir y aportar.

UGAMA también alerta que en el global de perceptores se ha pasado de 8.747 beneficiarios en 2011 a 5.917 en 2016, e insiste en que si no hay un cambio radical de las políticas agrarias de Madrid, acompañadas de una clara voluntad política de participación y colaboración con el sector el campo madrileño, el medio rural estará abocado al abandono y al despoblamiento.

Publicado en Actualidad, Comunidad de MadridComentarios (2)

La Comunidad desarrolla proyectos de investigación agraria para mejorar el cultivo y rendimiento del olivar madrileño

  • Rollán asiste en la finca del IMIDRA en Aranjuez al inicio de la campaña de recolección de la aceituna.
  • El Centro de Olivicultura del IMIDRA colabora también con los productores de aceite y en la formación de profesionales.
  • En la región hay 27.000 hectáreas de olivares, 3.000 de cultivo ecológico, y el sector genera más de 5.000 puestos de trabajo.
    La marca de calidad Aceite de Madrid avala aceites de oliva virgen extra elaborados solo con aceitunas recogidas de los árboles, principalmente cornicabra y manzanilla.

La Comunidad de Madrid desarrolla a través del IMIDRA diversos programas de investigación agroalimentaria destinados a optimizar el rendimiento del cultivo del olivar, así como a mejorar la producción y calidad del aceite madrileño.
En la región hay 27.000 hectáreas de olivares, de las que más de 19.100 se dedican al cultivo de aceituna -3.000 hectáreas bajo criterios ecológicos-, tanto de fruto destinado a la elaboración de aceite como a su consumo de mesa. El IMIDRA también lleva a cabo acciones para la formación de profesionales en un sector que genera más de 5.000 puestos de trabajo en la Comunidad.
Esa labor investigadora promovida por el Gobierno regional tiene lugar principalmente en La Chimenea, finca experimental y productiva en Aranjuez, donde el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, ha asistido hoy al inicio de la recogida de aceitunas procedentes de olivos a los que se han aplicado diferentes técnicas que han permitido mejorar la producción y recolección, reducir costes y obtener un fruto de mayor calidad en menos tiempo.
El consejero ha destacado que “todo este conocimiento no se queda en el IMIDRA, sino que se traslada al sector agroalimentario madrileño, tanto en el ámbito del cultivo como en el relacionado con la elaboración de aceite”. Las zonas de la Comunidad con más olivares son Campo Real, Villarejo de Salvanés, Chinchón, Arganda del Rey, Morata de Tajuña, Colmenar de Oreja y Valderacete.
Los 35.000 kilogramos de aceitunas que está previsto recoger este año en La Chimenea se destinarán a la producción de aceite virgen extra para continuar con los ensayos e investigaciones que promueve la Comunidad de Madrid. También ha recordado el consejero que este aceite que se elabora se entrega posteriormente al Banco de Alimentos.


CENTRO DE OLIVICULTURA
Dentro del IMIDRA, la Comunidad de Madrid mantiene el Centro de Olivicultura, con el objetivo de fomentar y coordinar la investigación tanto en lo relativo a las técnicas y conocimientos aplicados al cultivo del olivo, como en lo que tiene que ver con la elaiotecnia, es decir, la elaboración, extracción y conservación de aceites.
El centro dispone de 25 hectáreas en la finca La Chimenea, distribuidas en 12 parcelas con diferentes diseños y objetivos, si bien en cada una de ellas se realizan ensayos con variedades, manejo del suelo, riego, marcos de plantación, olivar ecológico y poda, entre otras actuaciones.


ACEITE DE MADRID
La marca Aceite de Madrid, creada en 2007, ampara aceite de oliva virgen extra obtenido de aceitunas cultivadas y recolectadas en 127 municipios de la región. Se extrae mediante procedimientos mecánicos solo de frutos recogidos de los árboles (no se utilizan los que caen al suelo) de las variedades cornicabra y manzanilla –mayoritarias-, y otras como verdeja, carrasqueña, picual y gordal.
Para ser Aceite de Madrid, la aceituna debe ser transformada y envasada en esos mismos municipios. El resultado es un producto con una acidez máxima de 0,5 grados de ácido oleico.

Publicado en Productos de la tierraComentarios (3)

UGAMA denuncia el poco interés por el sector agrario de la Comunidad y pide YA el anticipo de las ayudas directas PAC

  • En la Comunidad de Madrid hay 7.878 explotaciones de las cuales 5.917 tienen derechos de pago básico.

La Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid, UGAMA, solicita a la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, que abone el anticipo de las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) correspondientes al ejercicio 2017 que permite adelantar la Comisión Europea como consecuencia fundamental de la escasez de lluvias y los bajos precios percibidos por los productores.

UGAMA reclama que, mientras que Comunidades Autónomas como Andalucía, Castilla y León y Navarra iniciaron el pasado 16 de octubre el adelanto del 70% de la PAC y, poco más tarde también Valencia y Castilla la Mancha, en la Comunidad de Madrid aún no se han comenzado a realizar estos pagos y los agricultores y ganaderos de la región todavía no han percibido nada de este anticipo y la organización pide a la Consejería que lo haga efectivo en el periodo de tiempo más corto posible.

Desde UGAMA ya se viene denunciando la falta de interés de la Consejería con el sector agrario, cuando ya hace cuatro meses advirtió que si el ejecutivo regional no cubría las plazas vacantes en el área PAC de la Consejería, tras el despido de 9 trabajadores, el sector agrario madrileño no podría recibir el adelanto de las ayudas PAC como el resto de las Comunidades.

En opinión de la organización, el gobierno regional está ignorado por completo las consecuencias de un año extremadamente difícil para el campo, principalmente debido a la sequía, y denuncia y lamenta que los agricultores y ganaderos de Madrid estén en inferioridad de condiciones respecto de otras Comunidades Autónomas, hechos que hacen que se esté poniendo en peligro la viabilidad de muchas explotaciones.

En la Comunidad de Madrid hay 7.878 explotaciones de las cuales 5.917 tienen derechos de pago básico, por lo que el anticipo de las ayudas PAC supondría una inyección aproximada de unos 18 millones de euros para un campo sediento que está soportando unos costes adicionales difíciles de asumir.

UGAMA considera injustificable que el sector rural de Madrid no pueda acceder a los fondos procedentes en su totalidad de Bruselas, de los cuales el MAPAMA ya ha transferido 2.166 millones de euros a las Comunidades Autónomas que lo han solicitado, para el anticipo de las ayudas directas PAC, porque el gobierno regional ni siquiera haya puesto los medios para su tramitación y exige que de inmediato se cobren los adelantos PAC si no se quiere aumentar las listas del paro agrario.

Publicado en Actualidad, Sierra OesteComentarios (2)

La Garbancera Madrileña culmina la recuperación del garbanzo madrileño y hace su presentación oficial

  • En esta primera producción se han recogido unos 25.000 kilos de estos garbanzos.
  • En breve comenzará la comercialización de esta legumbre con pedigrí madrileño.

La Asociación “La Garbancera Madrileña” se ha presentado el 24 de octubre de manera oficial, con la degustación de un cocido madrileño, en el Restaurante CasaMaría, de la Plaza Mayor. En el acto, se ha contado con la participación del director general de Agricultura de la Comunidad de Madrid, José Luis Sanz, además de con el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, Antonio Reguilón, el presidente de los Hosteleros de la Plaza Mayor, los alcaldes de los municipios participantes en esta asociación y por los productores del garbanzo.
Este cocido representa el culmen de un trabajo que se inició hace más de un año, cuando varios alcaldes y agricultores de la comarca Oeste de Madrid, decidieron sumar esfuerzos para, junto al Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), recuperar el cultivo del garbanzo autóctono de la zona: el garbanzo madrileño, recogiendo una tradición de varios siglos atrás, pero que en las últimas décadas se había perdido, y se traía a Madrid garbanzos de otras zonas de producción de España, e incluso de distintos países, también productores.

En breve, comenzará la comercialización de este garbanzo de Madrid y se podrá comprar en los supermercado de la cadena Ahorramás, además de en las principales tiendas de cada uno de los municipios participantes este ambicioso proyecto. También los hosteleros de la Plaza Mayor, que conmemora su 400 años de existencia, han comprado existencias para comenzar a servir en sus menús esta legumbre madrileña.
En esta primera producción se han conseguido recoger unos 25.000 kilos de este garbanzo madrileño. Actualmente, la Garbancera, de la mano del IMIDRA, están trabajando en la investigación que posibilite y permita mejorar las técnicas de cultivo, para aumentar su rendimiento y mejorar la calidad del producto final.

LA ASOCIACIÓN LA GARBANCERA MADRILEÑA Y LA RECUPERACIÓN DEL GARBANZO AUTÓCTONO DE MADRID
Parece obvio que el plato más típico de la cocina madrileña, el cocido madrileño, se elabore con garbanzo de Madrid, tal como se venía realizando tras siglos de tradición. Sin embargo, en las últimas décadas, se ha estado elaborando con garbanzos traídos desde otras regiones españolas, incluso de lugares como Canadá, porque el cultivo de nuestro garbanzo se había perdido. Su producción que básicamente se destinaba al autoabastecimiento de la zona, poco a poco se fue perdiendo por su delicadeza y el gran esfuerzo que destinaban lo agricultores a obtener unas cosechas que no resultaban excesivamente abundantes. Tan solo quedaba una muestra de un pequeño número de semillas conservadas en estado de congelación por el IMIDRA.
El año pasado, varios alcaldes y agricultores de la comarca Oeste de Madrid, decidieron sumar esfuerzos para, junto al IMIDRA, recuperar el cultivo del garbanzo autóctono de la zona: el garbanzo madrileño.
Así, este mes de febrero, alcaldes y agricultores de la zona oeste de la Comunidad de Madrid, que comprende el territorio de 13 municipios, decidían unirse y poner en marcha la Asociación La Garbancera Madrileña, con sede en Brunete. Hoy, 24 de octubre, ocho meses después, esta Asociación es ya una realidad que se presenta oficialmente, gracias a la cual se han logrado comprometer más de 130 hectáreas de cultivo de este producto en diferentes pueblos de la comarca, alcanzándose una producción de unos 25.000 kilos. Para el año que viene, se incrementará la superficie para el cultivo del garbanzo de Madrid hasta alcanzar las 200 hectáreas.

La Asociación tiene como fines la recuperación de la variedad tradicional del garbanzo madrileño, su promoción y comercialización y la creación de una marca de calidad distintiva.

MEJORAR LAS TÉCNICAS DE CULTIVO
En la actualidad la Garbancera Madrileña está trabajando junto con el IMIDRA, en la investigación para mejorar las técnicas de cultivo, para aumentar su rendimiento y mejorar la calidad del producto final.
Junto a ello, se crearán protocolos de cultivo que determinen las variedades de garbanzo a sembrar, las técnicas de cultivo y la calidad intrínseca a producir. Todo ello para promocionar el desarrollo rural, incentivar el turismo asociado a la gastronomía y ayudar a otros agricultores a seguir fomentando el empleo rural en torno a un desarrollo agrícola sostenible.
La Garbancera Madrileña tiene entre sus objetivos también la realización de actividades, como crear un mes al año dedicado al garbanzo en los municipios adheridos, firmar convenios con asociaciones de hosteleros y otras entidades para su consumo y comercialización a nivel autonómico y nacional, así como crear un reglamento interno, con normas de comercialización, facturación, precios y requisitos legales que permitan el uso de la marca de calidad, u organizar actividades socioculturales para la difusión de los valores especiales de este producto tales como seminarios, estudios o conferencias.
‘La Garbancera Madrileña’ está integrada por los agricultores y Ayuntamientos de Brunete, Navalcarnero, Sevilla la Nueva, Villaviciosa de Odón, Boadilla del Monte, Villanueva de Perales, Villamantilla, Villamanta, Quijorna, Villanueva de la Cañada, Villanueva del Pardillo, Valdemorillo y Colmenar del Arroyo.

UN GARBANZO ÚNICO POR SU TEXTURA Y SABOR

El garbanzo madrileño ha sido históricamente reconocido por su excepcional calidad y sabor y por características peculiares, considerado el mejor garbanzo para elaborar el tradicional cocido madrileño, por su textura mantecosa y su finura. El garbanzo madrileño se caracteriza por su pequeño tamaño, similar al pedrosillano pero con el que no se debe confundir, y de color ligeramente anaranjado. Tiene la peculiaridad de ser hidroscópico, duplicando considerablemente su tamaño al someterse al proceso del remojo y cocción. Al cocinarlo no se desprende su piel y su textura es untuosa y mantecosa, ideal para protagonizar el tradicional cocido madrileño. Debe elaborarse dándole unos minutos más de cocción que a otros garbanzos, y el resultado: un sabor único que se funde en el paladar.

Publicado en Productos de la tierraComentarios (2)

La Comunidad de Madrid habilita una nueva red de Laboratorios de Agricultura Abierta en El Escorial

  • González Taboada visita el Centro Tecnológico de Transferencia del IMIDRA donde se pondrá en marcha AGROLAB.
  • Se trata de un proyecto pionero que ofrece formación y trabajo en el sector de la agricultura ecológica sostenible.

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha una nueva red de Laboratorios de Agricultura Abierta en El Escorial, un proyecto pionero que ofrece formación y trabajo en el sector de la agricultura sostenible y que se desarrollará en las instalaciones con las que cuenta el IMIDRA en esta localidad. Una finca de investigación que hoy ha visitado el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, para comprobar que todo está a punto para la puesta en marcha de esta iniciativa.

Los Laboratorios de Agricultura Abierta pretenden recuperar la tradición agrícola a través del cultivo de huertos y la comercialización de sus productos a pequeña escala, una iniciativa que ya se desarrolla con éxito en Perales de Tajuña donde 60 emprendedores han participado en la primera fase de este proyecto y cerca de una decena afronta en estos momentos la segunda fase de AGROLAB.

Ahora, el Laboratorio que se pone en marcha en el Vivero El Escorial se instalará en un terreno de una hectárea. Para la primera fase de “Introducción a la agricultura” se destinarán 16 parcelas individuales de 50 metros cuadrados cada una y otras dos parcelas comunitarias de 700 metros cuadrados cada una, donde los participantes podrán cultivar estas huertas de autoconsumo.

Los emprendedores que pasen a la segunda fase de AGROLAB podrán realizar prácticas de cultivo a mayor escala en una parcela de 4.000 metros cuadrados que les permitirá además comenzar sus primeras actividades de comercialización de los productos obtenidos de la tierra en canales cercanos.

Al igual que en Perales de Tajuña, también en el nuevo Laboratorio de El Escorial el Gobierno regional, a través del IMIDRA, aportará la formación a los participantes, el diseño de los huertos, así como el asesoramiento y el material necesario para el cultivo.

Según los datos recogidos en el AGROLAB de Perales de Tajuña, este proyecto cuenta con una importante participación de mujeres rurales (dos de cada tres) y jóvenes, ya que el 54% de los participantes tiene menos de 40 años. Otra de las características de estos emprendedores es que la mitad de ellos (el 52%) estaban desempleados en el momento de comenzar su formación y ahora están trabajando en una salida laboral dentro del sector agrícola.

Publicado en ActualidadComentario (1)


LA SOLIDARIDAD A ESCENA BANCO DE CASAS

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31